3
Jul
2018
0

La confianza y el miedo dos estados opuestos.

La confianza y el miedo son dos estados emocionales opuestos en los que estamos a veces, pero si estas en uno no puedes estar en el otro por eso son opuestos.

Cuando vives en el miedo, vives en la inseguridad, en la duda, en el juicio…muchas veces pones expectativas fuera de ti, ya que no confías en ti mismo y ves a los demás como mejores a ti, los valoras más, los ves mas fuertes, y a ti débil, estás en una continua comparación.  A veces es porque de pequeño buscabas el reconocimiento y valoración de tus padres, luego de tus amigos… y así creaste un programa de desvalorización hacia ti mismo, con creencias que a veces fueron impuestas y otras creadas por ti mismo a través de tus experiencias vividas.  “  eres un niño malo “ ,“ hay que ser bueno o no te querrá nadie”,  “El, si es bueno”, nunca llegarás a nada”, “la vida es esfuerzo y tu no te esfuerzas en nada”… y tantas otras que los padres, abuelos, tíos maestros… nos dicen al ser pequeños, con su única intención positiva de que seamos mejores. Nos imponen sus expectativas no alcanzadas creándonos unas cargas emocionales que nos esclavizan, como ellos lo fueron  sin darse cuenta.

Pero todo ello  solo es el aprendizaje que si te das cuenta y eres consciente te lleva a confiar en ti, o a seguir siendo un esclavo de tus miedos alimentados día a día a través de tus pensamientos recurrentes y dejando el control al automatismo de tu mente, que su única misión en protegerte y sobrevivir.

Ya ves cuanto apego hay en tu zona de confort, salir de allí es ser diferente, raro, loco y todo eso produce más miedo. Pero tú eres el único capaz de salir, no es fácil, ni se hace en un día, ni en dos, es todo un proceso, un paso a paso, que al final se logra y ya no importa ser el raro, ni el diferente, no hay que gustar al mundo, si no a ti mismo, ser tú, en toda tu grandeza y esencia, con tus debilidades y fortalezas.

Eso hace que tu confianza te llene y te sientas invencible, capaz de enfrentarte a todas las dificultades que aparezcan en tu camino, que aparecerán seguro, no creas que ahora será un camino de rosas, pero ahora lo vivirás de otra manera, sabiendo que tienes los recursos necesarios o puedes tenerlos solo hay que confiar y toda solución aparece, te conectas al fluir del universo a su abundancia, no dejas de ser un universo dentro de otro universo pero ahora  está conectado, en unidad.

Miedo o confianza dos opuestos, dos realidades que hacen que tu vida sea desde el sufrimiento o desde el amor. Aquí tu elección y aunque nadie quiere sufrir, ni elige el sufrimiento conscientemente, el precio a pagar para soltar y salir de ese estado conocido a veces es tan grande, que  muchos eligen quedarse donde están con sus quejas, juicios y dolores.

¿Y tú que eliges? ¿Estás dispuesto a pagar el precio de la libertad?

Leave a Reply

20 − seis =

SUSCRIBIRSE A NEWSLETTER

Manténgase al día con las últimas actualizaciones, próximos eventos y mucho más...
SUSCRIBIR